Microrelato: hecho memorable

5 de Noviembre. Suena el despertador. Me martillea una pregunta: ¿Podré? ¿Lo intento? Es difícil.
¡Otros lo han hecho! y yo, ¿por qué no? Mañana empiezo. No mejor ahora. Saco todos los apuntes del armario y empiezo a ordenar temas.
Han pasado unos meses. Mi habitación es una locura: folios, apuntes, tazas de café, libros, etc. Mi estado de ánimo sube y baja. ¿Qué vida tan horrible! No te quejes, no es para tanto. Lucha, inténtalo. Consejos de mis amigos.: “Haz esto”, “Haz lo otro”, “A mí me pasó”, “No te agobies”, “Descansa”… ¡¡¡Qué ganas de que llegué el temido día¡¡¡¡
Por fin: salgo de casa nerviosa. Silencio total, caras serias y preocupadas. Boca seca y manos tensas. Ya han elegido “la bola”: el número 96. ¡¡¡Increíble¡¡¡ Es el tema que me gusta: “El neopositivismo lógico”. Empiezo a escribir. Me queda “la encerrona”. Se me acaban las fuerzas. Junio. Calor. Sigo sufriendo y esforzándome. Exposición oral…Espera nerviosa. Llamada: ¡¡¡Que sí, que has aprobado!!! ¡¡¡Grito de locura y gran celebración ¡¡¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s