Socializando proyectos

Para esta actividad he hecho dos proyectos  : uno para alumnos de Psicopedagogía de 1 º De Bac y otro para alumnos de II Bac que preparan selectividad de Filosofía : ” Prepara selectividad con Twitter”.

1:”Colabora con tu cuento” 

Dirigido a alumnos de 1º de Psicopedagogía que quieran colaborar con los de Infantil y Primaria del centro.  El producto final del proyecto es la elaboración de un cuento digital y su publicación.

Supone triple socialización:

a) Dentro del aula: los alumnos trabajan con sus compañeros para preparar el material .

b) Hacia dentro del aula: Varios profesionales imparten charlas coloquio con ellos con el fin de prepararles para la actividad. Tienen clases sobre “Cómo contar cuentos,”, Didácticas, Tecnológicas, etc..

c) Hacia fuera del aula: Deben hablar con los profesores respectivos y exponer su cuento a alumnos de Infantil y Primaria. Reciben también evaluación por parte de profesores externos .

Dejo aquí el vídeo del proyecto

y el vídeo motivador  para los socios.

II Proyecto:  “Prepara la selectividad de Filosofía con Twitter”

Proyecto dirigido a alumnos de II de Bachillerato que cursan la asignatura de Historia de la Filosofía. Pueden colaborar profesores que impartan esta materia.  

El producto final es visible en @lector14. La temporalización es libre. Cada participante puede escribir cuando quiera y leer los contenidos en su móvil cuando le parezca oportuno.

Requiere socialización múltiple porque no se limita a los alumnos en el aula. Como se describe en el proyecto tienen que Twitear contenido filosófico que ayude a estudiar algún filósofo: videos, apuntes hechos por ellos, resumenes, redacciones, dudas,etc.

  Este proyecto lo hemos empezado a realizar esta quincena con alumnas del Colegio Guadalaviar de Valencia. Se ha creado una cuenta de Twitter común a todas @lector14 y toda la clase tiene acceso a escribir y leer los twetts. 

Implica también socialización fuera del aula. Lo hemos hecho extensivo al Colegio Vilavella. Pero los alumnos lo van difundiendo entre compañeros que estudian bachillerato y se van a presentar a la prueba de selectividad este curso.

En clase se comentan las novedades o dudas.  Ahora incluimos exámenes test o comentarios en los twetts.

Dejo el enlace:

Autoevaluación

¿Trabajo por Proyectos?

1.- El nivel de Bachillerato y la asignatura que tengo – Filosofía – no me han facilitado mucho este trabajo. Lo he empezado a introducir en la asignatura de Psicopedagogía. Pienso que se presta más a esto. Particularmente me cuesta enfocarlo especialmente en II De Bac por la selectividad. Tenemos un temario muy concreto que exige trabajar con un ritmo muy intenso y no facilita el que el alumno pueda investigar por su cuenta y sacar conclusiones.
La estructura de la clase tampoco lo hace posible, entre otras cosas hay 35 alumnos y no mucho espacio.

2.- Es cierto que para trabajar algunos aspectos lo hago por grupos heterogéneos o parejas, pero no como un proyecto- Sólo en cosas puntuales como organizar un congreso de Humanidades con alumnas, o un concurso de cortos. Incluso tenemos en la clase una cuenta de correo común en los que los alumnos pueden subir sus redacciones de autores y colgarlas en el dropbox, o descargarlas en su casa.

3.- Resulta también un poco difícil adaptar los contenidos a los distintos alumnos, o hacerles trabajar a distintos niveles. Si utilizo bastante el que unos ayuden a otros, o colaboren con los apuntes o temas o textos que tienen bien trabajado porque sí pienso que a veces entienden mejor a otro alumno que la explicación del profesor.

4.- Trato de mandar trabajos voluntarios que posibiliten la creatividad y en los que cada uno pueda elegir la modalidad: leer un libro, o investigar “La apología de Sócrates” o ver la película “Sócrates” de Zeferelli. Alguna vez también reparto textos de filósofos en los que cada 5 alumnos trabajan un fragmento.

5.- A veces, para evaluar, también utilizo el sistema de evaluar al equipo, o alguien se examina oral y otro alumno debe corregirle, o añadir la información que le falta, etc.

6.- Este año he introducido el sistema de estudio rápido de Nietzsche a través de twitter. Toda la clase puede participar subiendo material o siguiendo la actividad.

Incluyo enlace:

//

7.- Me gustaría introducir más proyectos en concreto para Filosofía!

Metáfora visual: “Colabora con tu cuento”

la foto (9)

Con el proyecto : “Colabora con tu cuento”, el alumnado desarrolla los valores citados en esta metáfora visual, además de las competencias expuestas en el vídeo. Metáfora visual realizada con el programa Comic life. Pienso que este proyecto requiere del alumnado que aprenda las competencias que necesita para elaborar el producto final.Necesita investigar, escuchar, aprender, crear, probar, imitar,superar, colaborar,actuar, motivar,organizar, etc hasta lograr el producto final: impartir una clase mediante un cuento.

Proyecto :Colabora con un cuento

Proyecto: Colabora con tu cuento

I.- El proyecto se realiza en el Colegio Guadalaviar ( Valencia) con el alumnado de Psicopedagogía. Se plantea como un proyecto solidario de formación de acuerdo con los objetivos del Centro.
Además al alumnado le sirve como prácticas de la asignatura con el objetivo de comprobar si su orientación profesional puede ser la docencia.

II.- Objetivos
1. Que las alumnas desarrollen una actitud solidaria de acuerdo con el ideario del centro.
2. Desarrollo de las competencias:
1. Sociales
2. Lingüísticas
3. Creativa
4.Tecnológica
3. Que comprueben su posible orientación profesional.

III.-Preparación:
Se plantea a las alumnas y al profesorado del centro los objetivos.
1. Profesorado: se explica los objetivos y el modo de evaluarlo
2. Alumnado: recibe clases sobre los objetivos del Proyecto y capacitación suficiente para llevarlo a cabo.

IV.- Desarrollo:
En parejas de dos alumnas se hablará con la profesora del nivel correspondiente para ver cuáles son las necesidades de su nivel.
De acuerdo con ella se establecerá el tema del cuento sobre el que versa la clase.
Se asistirá a una clase impartida por la profesora para ver como interactúa con las alumnas
Las alumnas asistirán a tres sesiones impartidas por el profesorado del centro:
1. «Motivación sobre la lectura» a cargo de Chus, la bibliotecaria del centro.
2. «Cómo contar un cuento», impartida por Pilar Alamá(profesora de Primaria)
3. « Herramientas tecnológicas» impartida por Mª Carmen Martínez Sendra

Proyección y forum de la película Miss Potter

V.- Retos:
Antes de redactar el cuento hay que tener en cuenta:
1. Comprobar que se ajusta a lo hablado con cada encargada de Curso
2.Que cumple los requisitos explicados en las clases anteriores
3.Pensar el tema y las herramientas para exponerlo y buscar el diálogo 8rimas, canciones, plastilina…)
4.Recoger en el acta los pasos que se van dando, señalando la fecha.

VI.-Producto final:
1. Impartir una clase en infantil o Primaria contando un cuento inventado, y con soporte tecnológico adecuado teniendo en cuenta :
La edad de las alumnas
El objetivo de formación correspondiente a ese curso
Material informático adecuado
Recursos para lograr interactuar con la clase.
2. Publicar el resultado en el blog de aula

VII.- Evaluación
1) Por parte de la alumna : rellenará el acta que sigue las fases del proceso y redactará sus impresiones.
2) Por parte de las encargadas de curso: rellenarán el acta de evaluación de las alumnas
3) Por parte del titular de Psicopedagogía: evaluará teniendo en cuenta los porcentajes anteriores y su propia nota.
VIII.- Calendario:
1. 7-11 Abril: explicación del proyecto a profesoras y alumnas y sesiones de preparación
2. 11 de abril: Proyección Miss Potter
3. Hablar con Profes: 14-16 abril
4. Ver clases: 30 abril
5. Impartir clase: 9-17 mayo
6. Evaluación: 20-22 mayo.

Publico el video del Proyecto.

He ojeado otros en la comunidad de Bachillerato y me ha gustado comprobar lo que somos capaces de hacer cuando echamos la imaginación a volar!!! dejo el enlace https://procomun.educalab.es/comunidad/ABP-Bachillerato

Aquí presento con un slideshare el proyecto completo que se hemos iniciado en el curso 2013-14 para alumnas de 1º de Psicopedagogía.

Microrelato: hecho memorable

5 de Noviembre. Suena el despertador. Me martillea una pregunta: ¿Podré? ¿Lo intento? Es difícil.
¡Otros lo han hecho! y yo, ¿por qué no? Mañana empiezo. No mejor ahora. Saco todos los apuntes del armario y empiezo a ordenar temas.
Han pasado unos meses. Mi habitación es una locura: folios, apuntes, tazas de café, libros, etc. Mi estado de ánimo sube y baja. ¿Qué vida tan horrible! No te quejes, no es para tanto. Lucha, inténtalo. Consejos de mis amigos.: “Haz esto”, “Haz lo otro”, “A mí me pasó”, “No te agobies”, “Descansa”… ¡¡¡Qué ganas de que llegué el temido día¡¡¡¡
Por fin: salgo de casa nerviosa. Silencio total, caras serias y preocupadas. Boca seca y manos tensas. Ya han elegido “la bola”: el número 96. ¡¡¡Increíble¡¡¡ Es el tema que me gusta: “El neopositivismo lógico”. Empiezo a escribir. Me queda “la encerrona”. Se me acaban las fuerzas. Junio. Calor. Sigo sufriendo y esforzándome. Exposición oral…Espera nerviosa. Llamada: ¡¡¡Que sí, que has aprobado!!! ¡¡¡Grito de locura y gran celebración ¡¡¡

Hábitos de la mente

Diseño de proyectos efectivos: valores y actitudes
Hábitos de la mente

Características de las personas con hábitos de la mente
A pesar de las afirmaciones de muchos programas comerciales con respecto a cómo mejorar el pensamiento, la mayoría de los expertos en el área coinciden en que son pocas las destrezas del pensamiento que pueden aplicarse genéricamente a todas las áreas temáticas (Wegerif, 2002). Analizar un poema es diferente de examinar información estadística, y resolver un problema sobre eliminación de desechos tóxicos es muy distinto de determinar dónde colocar un mueble para crear un confortable flujo de habitación a habitación. Sin embargo, ciertas actitudes y opiniones apoyan el pensamiento en todas las disciplinas. Arthur Costa y Bena Kallick (200) las denominan hábitos de la mente. Estas actitudes trascienden todas las áreas temáticas tradicionales, y se aplican igualmente a todas las edades.

Costa describe cinco características de quienes poseen los hábitos de la mente, y que hacen de ellos buenos pensadores.

Inclinación
Inclinación se refiere a que, en términos generales, las personas están inclinadas a querer pensar con cuidado acerca de los problemas con los que se enfrentan en la vida. Por supuesto, a veces pueden tomar decisiones rápidas, pero usualmente emplean cualquier recurso a su alcance para aplicar buenas estrategias de pensamiento.

Valor
Esta característica es similar a la de inclinación, pero se relaciona más con las emociones de un pensador. Los pensadores que valoran el pensar críticamente, consideran dignas de tomar en cuenta prácticas tales como sopesar diferentes alternativas, examinar la credibilidad de la evidencia y escuchar los puntos de vista opuestos. Creen que este tipo de pensamiento es importante, incluso ético, y merece la pena el esfuerzo de ejercerlo. Por ejemplo, una estudiante de quinto grado que ordena una presentación en el tema de la inmigración, se toma el tiempo para entrevistar a inmigrantes locales, porque quiere transmitir la verdad acerca de sus experiencias.

Sensibilidad
Tener un repertorio de estrategias y destrezas para el pensamiento, y la habilidad para usarlas, será de poco valor si la persona no puede discernir cuándo un tipo particular de pensamiento es apropiado para una tarea específica, Por ejemplo, una estudiante que elabora un informe de resultados de una investigación, debe darse cuenta de que categorizar sus apuntes la ayudará a definir una estructura para el comunicado. Reconocer la herramienta mental adecuada para la tarea indicada es importante para el pensamiento eficiente y efectivo, y esto demanda sensibilidad.

Capacidad
Los docentes tienen el mayor control sobre la habilidad de sus estudiantes para desempeñar las destrezas de pensamiento apropiadas. Mientras los estudiantes no decidan utilizar sus destrezas de pensamiento, ninguna cantidad de inclinación, valor o sensibilidad los ayudará a ejecutar los tipos de pensamiento que los problemas demandan. Estudiantes de todas las edades pueden ejercitar sus habilidades para comparar y contrastar objetos e ideas, crear categorías para organizar hechos, y utilizar argumentos lógicos para persuadir a los demás. Esta área es responsabilidad del docente, y aunque algunos estudiantes pueden desarrollar por ellos mismos las destrezas de pensamiento que necesitan, muchos no lo harán sin ayuda.

Compromiso
Pensar es un arduo trabajo. Algunas veces exige sacrificar creencias y prácticas arraigadas. En ocasiones significa admitir un error y empezar de nuevo. Un compromiso con el pensamiento profundo y cuidadoso implica que la persona está continuamente aprendiendo nuevas destrezas y conocimiento. Por ejemplo, estudiantes avanzados de primaria practican sus destrezas matemáticas, no solo por una calificación, sino porque quieren ser mejores en Matemática. Compromiso no solo alude a querer aprender, sino también a realizar el trabajo necesario para permitir que acontezca el aprendizaje.

Hábitos de la mente
Costa y Kallick han identificado dieciséis hábitos de la mente importantes para el pensamiento efectivo. Quienes poseen estos hábitos, no solo pueden pensar profundamente, sino que también escogen hacerlo de esa manera. Estos hábitos de la mente son perfilados por nuestra inteligencia, nuestra personalidad, nuestras experiencias, y nos ayudan a acceder a las habilidades mentales para resolver problemas cuando necesitamos hacerlo.

Persistencia
Los pensadores exitosos y los estudiantes no se rinden cuando los proyectos son desafiantes. Trabajan minuciosamente en los problemas, intentando diferentes estrategias o empleando técnicas de automotivación.

Manejar la impulsividad
Los buenos pensadores son deliberativos. Consideran las posibilidades antes de actuar. Elaboran un plan, predicen las consecuencias y anticipan los problemas. Dedican el tiempo adecuado a entender un problema, antes de empezar a resolverlo.

Escuchar a los demás con empatía y comprensión
Los buenos pensadores son buenos escuchas. Están interesados en lo que los demás tienen que decir, y escuchan detenidamente para asegurarse de que están entendiendo correctamente. Mantienen sus opiniones en reserva hasta haber escuchado a todos hasta el final, y reconocen que los demás pueden tener ideas e información que los ayudarán a resolver problemas y a tomar decisiones.

Pensar flexiblemente
Los pensadores flexibles cambian de parecer cuando son expuestos a información nueva, precisa y crítica, aun si esa información contradice creencias profundamente arraigadas. Pueden ver el panorama global y los detalles significativos. Pueden sintetizar información desde una variedad de fuentes, al mismo tiempo que evalúan su credibilidad. Pueden emplear diversas estrategias, así como adaptarlas y modificarlas cuando se requiera para llevar a cabo tareas específicas.

Metacognición
Los pensadores metacognitivos tienen el control sobre su pensamiento, porque están conscientes de cómo piensan. Planifican cómo resolverán un problema, y monitorean qué tan bien marcha su plan. Cuando terminan un proyecto, vuelven la vista atrás y piensan en qué pueden aprender de la experiencia.

Esforzarse por alcanzar la exactitud y la precisión
Un sentido artesanal resulta crítico para el buen pensamiento, lo cual involucra un respeto por la exactitud y la precisión, y un deseo de hacer las cosas tan eficientes, hermosas o claras como sea posible. Los buenos pensadores tienen presentes los criterios de calidad predominantes en el campo en el cual están inmersos, y trabajan tan duro como pueden para realizar una labor que cumpla los requisitos.

Cuestionar y plantear problemas
La curiosidad verdadera gobierna el pensamiento profundo, y es el tipo de cuestionamiento que atrae al pensador hacia problemas complejos. Los pensadores adeptos encuentran problemas donde otros están satisfechos con el status quo, y están conscientes de los vacíos en su conocimiento.

Aplicar a nuevas situaciones el conocimiento pasado
Para ayudarse a comprender nuevos conceptos, los pensadores efectivos usan sus experiencias y el conocimiento disponible al notar las similitudes y efectuar conexiones. Dicen cosas tal como: Esto me recuerda cuando yo…, o Este modelo se parece mucho a… Frecuentemente describen ideas con metáforas y analogías, las cuales los ayudan crear un marco para las ideas con las que están poco familiarizados.

Reunir información por medio de todos los sentidos
Parte de ser un pensador flexible consiste en utilizar una variedad de métodos para llegar a la verdad. Los buenos pensadores emplean la visión, el sonido, el gusto, el tacto y el olfato para mejorar sus ideas y expandir su manera de pensar acerca del mundo circundante.

Crear, imaginar e innovar
Las personas creativas visualizan las cosas desde diferentes perspectivas. Amplían los límites de lo que se espera y asumen riesgos. La creatividad involucra algo más que, sencillamente, traer a colación ideas inusuales; también implica ser crítico con el trabajo de uno mismo, solicitar la crítica de otros, y trabajar constantemente para refinar la pericia técnica y generar mejores productos.

Hábitos de la mente
Responder con admiración y asombro
Los buenos pensadores disfrutan los misterios que observan alrededor de ellos en el mundo. Buscan problemas para resolver y les gusta formar acertijos. Encuentran algo maravilloso e impresionante en los acontecimientos cotidianos, así como en los eventos de una vez en la vida.

Asumir riesgos con responsabilidad
Los pensadores tienen un impulso casi incontrolable de desplazarse fuera de su zona de confort. Quienes asumen riesgos responsablemente, utilizan sus experiencias y conocimientos para determinar cuándo una línea de acción vale la pena el riesgo. Aceptan con ansias nuevas responsabilidades, y aprenden con entusiasmo nuevos juegos y destrezas.

Encontrar el humor
Los pensadores creativos tienen lo que Costa denomina un caprichoso marco mental. Se percatan de lo absurdo e irónico del mundo en torno a ellos, y frecuentemente tienen una perspectiva única de la situaciones cotidianas. También, les complace jugar con el lenguaje y crear analogías y metáforas originales. No se toman muy en serio a ellos mismos, y se divierten en el trabajo.

Pensar de manera interdependiente
En el siglo XXI, los problemas se han vuelto tan complejos, que nadie puede resolverlos solo. Como explican Costa y Kallick (2000a), nadie tiene acceso a toda la información requerida para tomar decisiones críticas; nadie puede considerar tantas alternativas como varias personas (p. 11). Para trabajar exitosamente con otros, se requiere que los estudiantes sean competentes al ofrecer realimentación, con críticas tanto elogiosas como constructivas. Esto también demanda que seleccionen y acepten realimentación de sus propias contribuciones a los esfuerzos del grupo.

Aprender continuamentecrebro cognitivo
La motivación intrínseca para ser un mejor pensador y una mejor persona, es la clave para el aprendizaje permanente. Las personas con este hábito de la mente, siempre están emprendiendo nuevos proyectos y adquiriendo nuevas destrezas. Aunque pueden sentir seguridad en sus puntos de vista respecto a un tema, nunca están tan seguros como para no entender información nueva y cambiar de parecer. Perciben los problemas como posibilidades de aprender y continuar practicando, a lo largo de sus vidas, todos los hábitos de la mente.

Enseñar hábitos de la mente significa abarcar más allá del tema del día, así como abordar cualquier actividad como un paso hacia el aprendizaje independiente y permanente. Si bien los estudiantes pueden ser persuadidos de completar sus actividades, por medio de castigos y recompensas extrínsecas, estos tipos de motivadores disminuyen la motivación auténtica en el aprendizaje de tareas, y pueden extinguir el deseo de continuar el aprendizaje fuera del salón de clases. Al modelar las actitudes y los valores que apoyan el pensamiento crítico y creativo, y crear una cultura de aula que valora el amor al aprendizaje, los estudiantes no estarán limitados a lo que pueden aprender en la escuela. Pueden encontrar, en cualquier experiencia, una oportunidad de aprendizaje.

Referencias
Costa, A.L. (2000a). Components of a well-developed thinking skills program. Seattle, WA: New Horizons. http://www.newhorizons.org/strategies/thinking/costa2.htm*

Costa, A.L. (2000b). Habits of mind. In A. L. Costa, (Ed.), Developing minds: A resource book for teaching thinking, (pp. 80-83). Alexandria, VA: ASCD.

Costa, A.L. & Kallick, B. (2000a). Describing 16 habits of mind. Alexandria, VA: ASCD.

Costa. A.L. & Kallick, B. (2000-2001b). Habits of mind. Highlands Ranch, CO: Search Models Unlimited. http://www.habits-of-mind.net/*

Wegerif, R. (2002). Literature review in thinking skills, technology, and learning. Bristol, England: NESTA. http://www.nestafuturelab.org/research/reviews/ts01.htm*